Terceras bases a considerar para tu equipo de fantasía en 2022


Image credit: Charles LeClaire – USA TODAY Sports

Traducido por José M. Hernández Lagunes

Abraham Toro, Seattle Mariners

Toro se pasó a la segunda base cuando fue adquirido por los Mariners el verano pasado, pero parece estar preparado para ocupar la tercera base de forma más regular y probablemente acabará jugando en todas partes en 2022. Dada su doble elegibilidad y la poca profundidad en la tercera base, podría convertirse en un útil jugador de cuadro. Cuando lo detallé brevemente la semana pasada, señalé que Seattle adquirió a Adam Frazier para jugar principalmente en la segunda base y todavía está abierto a agregar a un agente libre de gran nombre para ocupar la esquina caliente una vez que termine el cierre patronal. Eso empujaría a Toro al estatus de per suplente, limitando sus apariciones al plato y quizás su valor.

Por lo general, esas no son las características que busco en una selección de ronda media. Sin embargo, el panorama de la tercera base es escaso, y si has construido tu equipo de manera que lo permita, Toro podría ayudarte a obtener algún valor. Eso significaría que has caído en lugares en los que no has asumido mucho riesgo y te sientes bastante confiado en el tiempo de juego de tus titulares. Mi teoría: si los Mariners no quieren necesariamente comprometerse con Toro a un trabajo de tiempo completo, todavía querrán maximizar el valor de sus apariciones al plato poniéndolo en los mejores lugares para tener éxito.

Su ojo en la caja de bateo y su capacidad para conectar la pelota lo mantienen apareciendo, como lo demuestra su tasa de ponches (14.2%), que es mucho mejor que el promedio de la Liga (23.2%), y su tasa de contacto en la zona (89.7%), que también supera el promedio de la Liga (84.1%). Si algo de ese contacto puede traducirse en más producción, será una adición que vale la pena. También vale la pena señalar que PECOTA lo pronostica mejor que otras proyecciones públicas, con una línea de .250/.340/.407 para su predicción del percentil 50.—Timothy Jackson

Ke’Bryan Hayes, Pittsburgh Pirates 

En 2021, Hayes era considerado uno de los mejores prospectos del béisbol, recién salido de su debut en 24 juegos en los que bateó cinco cuadrangulares y registró un OPS de 1.124. Obviamente, esos números estaban un poco inflados, pero era alentador ver que su “poder de dobletes” de las ligas menores estaba evolucionando, permitiendo que Hayes se convirtiera en un legítimo contribuyente en cuatro categorías (tal vez 4.5 categorías). Sin embargo, su campaña de Novato del Año no llegó a iniciarse, ya que una inflamación de la muñeca hizo acto de presencia a principios de abril. Le costó a Hayes varios partidos y le restó potencia para el resto de la temporada.

Normalmente, promocionar a un tipo que viene de una línea de .257/.316/.373, que también luchó con lesiones persistentes, es un boleto de ida a “Este tipo es el idiota del pueblo”. Sin embargo, hay algo que no puedo evitar con Hayes. En 2021, en medio de su interrupción de poder, Hayes todavía se clasificó en el percentil 75 en bolas duras conectadas, según Statcast. En 2020, si hubiera registrado suficientes eventos de bolas bateadas para calificar, sólo ocho tipos habrían superado el porcentaje de golpes duros de Hayes. Ya hemos hablado mucho de la naturaleza no predictiva de Statcast. Las altas velocidades de salida no se traducen fácilmente en un buen bateo. Dicho esto, las altas velocidades de salida con tasas de contacto solidas son la mejor base que un bateador puede conseguir. Incluso con sus problemas ofensivos, Hayes hizo contacto por encima de la media en 2021, al tiempo que evitaba los lanzamientos fuera de la zona a una tasa superior a la media de la Liga. Su poder mediocre condujo a una tonelada de roletazos (lo cual destruyó su producción ofensiva), pero la tasa de bolas de tierra del 57% estaba tan fuera de línea con sus números de carrera, estoy más dispuesto a atribuir gran parte, si no todos, esos roletazos débiles a su muñeca lastimada. Ah, y como un bono adicional, Hayes se birló nueve bases en 10 intentos.

Según el ADP de la NFBC, Hayes será elegido en la posición 136, un puesto por detrás de Camilo Doval y un puesto por delante de Sean Manaea. Es el undécimo jugador elegible en tercera base del tablero. Aparte de los mejores jugadores, la esquina caliente no es tan profunda como lo ha sido en años pasados. Conseguir a Hayes en la novena ronda es un sólido plan de respaldo si se pierden los grandes nombres de la parte superior. El potencial de este jugador de 25 años sigue existiendo (y la alineación de los Pirates podría estar mejorando sigilosamente), y se obtiene ese potencial a un precio más aceptable que hace un año.—Mark Barry

Ryan McMahon, Colorado Rockies

Hay algo que decir sobre la consistencia en un jugador para dar a los jugadores de fantasía la confianza para seleccionarlo. McMahon ha sido un productor consistente en las últimas dos temporadas completas. Sus líneas de estadísticas en 2019 y 2021 fueron casi idénticas.

Temporada J AO C RBI HR SB AVG OBP OPS BB% K%
2019 141 539 70 83 24 5 0.250 0.329 0.779 10.4% 29.7%
2021 151 596 80 86 23 6 0.254 0.331 0.779 9.9% 24.7%

Aunque McMahon no ha sido tan potente como otros jugadores de tercera base en cuanto a los jonrones, terminó entre los 15 mejores de la categoría. Lo que sí te da es un promedio de bateo decente y una OBP útil junto con un poder decente. Eso es más de lo que se puede decir de Matt Chapman y Luis Urías, que están siendo reclutados alrededor de la 11ª ronda como McMahon

Además, McMahon te da la flexibilidad posicional para moverlo al centro del cuadro, si puedes hacer un intercambio por otro tercera base durante la temporada. Ha gozado de buena salud durante las últimas tres temporadas y ha obtenido tiempo de juego constante, lo cual es de suma importancia. La mejor noticia: puedes seleccionar a McMahon en la 11ª ronda, ya que su ADP es de 162 en los últimos drafts.

El cierre patronal, que inevitablemente será seguido por un frenético período de agencia libre cuando termine, y algunos de los locos modelos que surgen en los primeros drafts harán que la construcción de la plantilla sea un factor importante para armar un equipo ganador esta temporada. Con los lanzadores, tanto abridores como relevistas, y otras posiciones dominando las primeras rondas, necesitarás cierta flexibilidad para tomar a un tercera base en las rondas medias. McMahon encaja perfectamente.—Tim McCullough

Justin Turner, Los Angeles Dodgers

Turner tiene 37 años y es propenso a lesionarse, razón por la cual está siendo seleccionado fuera del top-170. Sin embargo, en 2021, el tercera base fue uno de los 50 mejores bateadores de fantasía, según las valoraciones de Mike Gianella, y ese estatus de top-50 incluso incluyó un decepcionante tramo de final de temporada en el que bateó .250/.324/.421 después de lesionarse la ingle el 8 de agosto. Antes del problema de ingle, Turner fue tan bueno como siempre, bateando .289/.376/.491. Eso significa básicamente que el pelirrojo estaba igualando la línea de bateo promedio de su carrera (.290/.368/.470) antes de sufrir un problema muscular, y nunca pareció estar sano durante el resto de la temporada.

Considera esto:

  1. La tercera base podría ser un desastre para la fantasía esta temporada. Como mínimo, los gerentes de fantasía tendrán que elegir entre muchos jugadores que no son de élite y que tienen grandes signos de interrogación, ya sea en relación con el tiempo de juego, la salud o el rendimiento.
  2. Turner es uno de los mejores bates de tercera base de las Grandes Ligas, cuando está
  3. Incluso con un bajón a finales de la temporada 2021 que se derivó de una lesión muscular, Turner todavía superó ampliamente su ADP actual.

El precio actual del mercado para Turner es demasiado bajo. Un Turner saludable aplasta su ADP actual, especialmente dada la alineación de calidad que los Dodgers pondrán a su alrededor. Una versión de Turner que se pierda una pequeña cantidad de tiempo, o que batalle durante un mes o más, debido a lesiones musculares todavía superará su ADP actual, al igual que lo hizo en 2021. Turner sólo decepciona en su ADP actual si experimenta una grave regresión relacionada con la edad o se pierde meses debido a una lesión. Obvio, ambas cosas son posibles, pero el escenario que lo convierte en una elección terrible en 173 requiere que todo lo malo suceda al mismo tiempo. Un escenario desastroso más plausible es que bata como el Turner de finales de la temporada 2021, que estaba lidiando con problemas en la ingle. Ese Turner bateó .250/.324/.421, que es básicamente lo que Ryan McMahon recopiló en su mejor temporada (.251/.331/.449), y McMahon va a ir una selección antes, en promedio, que Turner en los drafts.

Si buscas una ventaja en la tercera base en las rondas intermedias, opta por el jugador cuyo precio de draft ya se está cocinando con todo lo malo. Hay espacio para una gran ganancia.—J.P. Breen

Thank you for reading

This is a free article. If you enjoyed it, consider subscribing to Baseball Prospectus. Subscriptions support ongoing public baseball research and analysis in an increasingly proprietary environment.

Subscribe now





Source link

Leave a Reply

Your email address will not be published.

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.