¿Quién es Gleyber Torres? – Baseball ProspectusBaseball Prospectus


Image credit: Wendell Cruz – USA TODAY Sports

Traducido por Marco Gámez

No hemos hablado mucho de Gleyber Torres durante el último año. Primero escribí mi anuncio publicitario sobre él para el artículo grupal del Fantasy Team sobre los campos cortos para ser considerados en febrero pasado. Desde entonces, ha sido solo una nota a pie de página en numerosas ocasiones, y nada más, y su nombre apareció por última vez cuando Howard Megdal publicó lo que Brian Cashman te dijo sobre tu equipo de fantasía de 2022. Aunque incluso en ese momento, Howard solo mencionó a Torres en el contexto de ser un potencial candidato para ser canjeado por el club.

La razón por la que no hemos hablado realmente de él es obvia: apesta. El porcentaje de slugging de Torres en 2021 comenzó con un tres, lo que hizo que su OPS comenzara con un seis, lo que lo llevó a un territorio donde muchos otros jugadores han perdido sus trabajos. Es extremadamente difícil tener un OPS por debajo de .700 y permanecer como titular. Los Yankees simplemente no tuvieron otras opciones en el medio del cuadro el año pasado debido a las lesiones que sufrieron. Además, aún quedaban señales de vida en Torres. Su tasa de boletos, que estaba cercana a los dos dígitos con 9.7%, fue superada por solo otros 14 defensores del medio del cuadro interior que calificaban para ser considerados. Robó 14 bases, algo que solo superaron otros 20 jugadores del medio del cuadro interior. A pesar de sus luchas ofensivas, los lanzadores difícilmente lograron que él fuera tras lanzamientos fuera de la zona. Solo nueve jugadores del medio del cuadro interior fueron menos dominados por lanzamientos fuera de la zona.

Y ese es el meollo del problema. Antes de una temporada 2020 plagada, pero literalmente plagada, de lesiones, Torres tuvo un debut increíble después de ser un gran prospecto. Bateó .275/.378/.511 con más de 60 jonrones y 300 carreras entre impulsadas y anotadas combinadas en 1,088 apariciones en el plato. Incluso si se le evaluaba con la regresión de poder, todavía parecía que era excelente. Pero, entonces, de repente ya no lo era. A duras penas logró una línea ofensiva de .255/.337/.366 con 12 jonrones y solo 120 carreras entre impulsadas y anotadas sumadas en 676 apariciones en el plato en los últimos dos años.

Entonces, ¿qué diablos haces con un jugador del medio del cuadro interior que ronda los 25 años que tiene un pedigrí y un historial que lo coloca a la par con Freddie Freeman, pero cuya reciente capacidad para generar ofensiva de repente coincide con la de Myles Straw?

Temporada Roletazo:Elevado Max VS Halando% Centro% Lado Opuesto%
2018 0.77 109.4 42.2 32.7 25.1
2019 0.89 109.6 44.4 31.9 23.6
2020 1.07 110.2 38.9 34.3 26.9
2021 1.15 111.6 37.7 35.2 27.1

La forma en que Torres ha hecho contacto a lo largo de su carrera muestra un lento avance en cuanto a empujar la pelota más hacia el campo opuesto o, al menos, halar la pelota en menor cantidad de ocasiones. Curiosamente, su velocidad de salida máxima también ha aumentado, a pesar de que su poder en general ha disminuido drásticamente. Estas cosas en conjunto son dignas de mención porque la fuerza para halar la pelota puede ser difícil de replicar año tras año. Sin embargo, eso no sugiere necesariamente que las bolas bateadas por un jugador se desplacen tan diligentemente hacia las otras áreas del campo. También ha aumentado la cantidad de roletazos en todas las temporadas de su carrera hasta este momento. Las tasas en la relación entre roletazo y batazo elevado tienden a disminuir más que a aumentar de manera constante. En general, aquí se observa lo suficiente como para considerar que sus decisiones de hacer swing podrían haber cambiado.

Excepto que no lo han hecho, en realidad. Los mapas de calor anteriores representan sus cambios cada año que ha estado en la liga. La ubicación general puede cambiar un poco, pero generalmente está más dispuesto a batear solo en las áreas que están en el tercio inferior de la zona. Sin embargo, estos son todos sus cambios, y ese aspecto puede diluir la forma en que cambia el juego con cada lanzamiento. El conteo dicta cómo atacan los lanzadores, e incluso cómo y dónde usan ciertos lanzamientos. Naturalmente, eso afectará la forma en que los bateadores podrían hacer swing.

Temporada Sw% conteo favorable
Sw% conteo desfavorable
Sw% conteo nivelado
2018 53.0 52.3 43.0
2019 57.4 55.3 46.4
2020 47.5 46.9 34.8
2021 54.5 50.2 39.2

A pesar de la turbulencia en los números que ha logrado Torres, sus perfiles de swing por conteo generalmente han mantenido un patrón. Ataca más cuando está adelante, un poco menos cuando está atrás y menos cuando el conteo está nivelado. Esto fue así incluso en 2020 cuando fue extremadamente paciente. Sus mapas de calor también siguen siendo consistentes, atacando la misma tercera parte inferior del plato y, a veces, favoreciendo la mitad exterior de la zona. En el juego del gato y el ratón entre lanzadores y bateadores, es capaz de dictar el ritmo de forma constante. Esto se vuelve especialmente relevante cuando consideramos cómo ha aprovechado sus oportunidades.

Temporada wOBA conteo favorable (MLB avg) wOBA conteo desfavorable wOBA conteo nivelado
2018 .390 (.348) .301 (.231) .304 (.313)
2019 .450 (.356) .255 (.234) .331 (.319)
2020 .315 (.346) .138 (.237) .319 (.310)
2021 .311 (.346) .234 (.230) .297 (.313)

(wOBA números basados en las veces cuando el bateador hace swing.)

Cuando Torres ha ido bien, lo ha logrado haciendo un montón de daño cuando está por delante en la cuenta y no siendo demasiado fácil de manejar en otras situaciones. Algo de esto es intuitivo: es probable que los bateadores lo hagan mejor cuando se encuentran en las situaciones más ventajosas. Pero también enfatiza lo extrañas que han sido sus dos últimas temporadas. Torres se adelanta constantemente, pero de alguna manera pasó de ser virtualmente imparable en esos conteos a ser exitoso con la octava pelota lanzada. Y todo esto ha generado un wOBA general esperado a solo tres puntos de lo que generó en 2018 y 2019.

Torres ha  tenido que lidiar con su parte médico de lesiones y enfermedades en las últimas dos temporadas. También ha recibido mucha atención por su defensiva, o la falta de ella, como campo corto de los Yankees. La situación era tan mala que finalmente regresó a la segunda base al final de la temporada pasada. No puedo evitar preguntarme si una salud relativa y una presencia estable en su posición natural podrían ayudarlo a equilibrarlo más en el plato, independientemente del equipo para el que sea. Los resultados no han estado ahí, pero la forma de actuar aún parece consistente y estoy dispuesto a darle una oportunidad más.

Thank you for reading

This is a free article. If you enjoyed it, consider subscribing to Baseball Prospectus. Subscriptions support ongoing public baseball research and analysis in an increasingly proprietary environment.

Subscribe now





Source link

Leave a Reply

Your email address will not be published.

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.