¿Puede Alex Bregman volver a estar entre los mejores?


Image credit: Troy Taormina-USA TODAY Sports

Traducido por Pepe Latorre

Alex Bregman fue un ejemplo de regularidad en sus primeras tres temporadas completas. Acumulando, incluso, varias campañas con un nivel de producción cercana al MVP. Sin embargo, el rendimiento de los últimos años, con unos números mucho más terrenales, ha sembrado la duda sobre qué versión de Bregman es la que está más cerca de la realidad.

El percentil 90

Haz memoria, si puedes, e intenta volver a las temporadas 2018 y 2019. Es difícil, lo sé, recordar algo que haya sucedido antes de los últimos dos años. Es posible que tengas que creer en mi palabra cuando digo que realmente no fue hace tanto tiempo, y que Bregman firmó dos temporadas consecutivas con un WARP de siete y con 140 y 148 de DRC+ respectivamente.

Sin embargo, normalmente no nos preocupamos por el WARP o el DRC+ cuando hablamos desde la óptica de las ligas de fantasía. Pero qué me dices de los 72 bambinazos que logró en esos dos años. ¿Qué tal su línea combinada de .291/.409/.561? ¿Qué hay de sus 227 carreras anotadas y 215 impulsadas? Estos son los motivos por los que Bregman terminó entre los cinco primeros en las votaciones del MVP en ambos años y casi venció a Mike Trout en el segundo. Sin embargo, mira donde está ahora, las estimaciones de los draft de fantasía le sitúan en la parte baja del Top 100, y en promedio se queda fuera de ser una de las 100 primeras elecciones.

​​He visto un poco de preocupación entre los jugadores de ligas de fantasía por haberse dado malas referencias sobre Christian Yelich demasiado pronto, solo tiene 30 años. Lo divertido es que Bregman, más de dos años menor que él, está siendo seleccionado poco antes, y eso que cuenta con compañeros ofensivamente más peligrosos y con un historial de lesiones mucho menos preocupante. Batear junto a José Altuve, Yordan Álvarez y Kyle Tucker, por decir algunos, parece decente.

Bregman también ha lidiado con algunos problemas físicos en los últimos años. Es algo a tener en cuenta. Las últimas dos temporadas no han permitido que la preparación física fuera la ideal para nadie, y aunque las lesiones no son buenas, brindan motivos para el optimismo. Un problema persistente en la muñeca que coincidió con un final de temporada lento y una mala postemporada ha sido operado en la temporada muerta. Unas piernas más sanas podrían ayudar a Bregman a volver a los dobles dígitos en bases robadas, algo que vimos al principio de su carrera.

Bregman siguió siendo un muy buen bateador en 2021, con una calificación 20% mejor que el promedio de la liga según el DRC. Tiene un enfoque excepcional en el plato, sus ponches son solo sensiblemente superiores a sus bases por bolas. Su buenísimo índice de ponches del 13.3% lo colocó entre los mejores. De aquellos que alcanzaron las 400 apariciones en el plato, solo José Ramírez y Juan Soto caminaron a la primera con más frecuencia que Bregman mientras que también se poncharon por debajo del 15%. Bregman persiguió solo el 21.5% de los lanzamientos fuera de la zona, mientras que logró un contacto de casi el 93% con lo que fue dentro. Aquí el mapa de calor de su porcentaje de whiffs. Disfruta con su dominio de la zona:

La gente busca constantemente al próximo tipo con este perfil, pero Bregman ya está aquí y se le puede conseguir a muy buen precio. Lo hemos visto ser élite antes, en varias ocasiones, aunque francamente, no necesita ser élite cuando lo eliges tan abajo. Batear .280 y pegar 25 cuadrangulares en una alineación de la calidad de Houston sería un verdadero regalo, incluso antes de que consideremos el potencial más allá de eso.

El percentil 10

No hay duda de que el Bregman de veintitantos años que jugaba con la “pelotica de goma” fue una estrella de las ligas de fantasía. Pero ha pasado un tiempo desde aquello y hay muchas evidencias de que sus estadísticas se vieron muy infladas. Se estima que en esas dos temporadas logró un total de 8 homers más de los que habría merecido. Además su wOBA superó a su xwOBA por 24 y 42 puntos respectivamente.

Dicho esto, incluso las versiones “más reales” de Bregman de esas temporadas valdrían la pena en su puesto de draft. El problema es que el antesalista de los Astros ha estado muy lejos de ese nivel durante dos temporadas consecutivas. Su ansia por correr las bases también se ha evaporado. Bregman ha intentado un solo robo entre 2020 y 2021, un período que cubre 580 apariciones en el plato. Tendrá 28 años cuando comience la temporada, con algunas lesiones a cuestas y una operación de muñeca en su haber. No hemos visto a Bregman batear desde que se realizó la operación, y no hay garantía de que pueda volver ni siquiera al modesto nivel de poder que mostró en 2021.

​​Como norma, no deberíamos empezar a dudar del rendimiento de los peloteros a los 28 años, ni deberíamos pensar que Bregman es un mal bateador. El problema es que ya no es un bateador particularmente bueno para las ligas de fantasía. No debería sorprender a nadie que Bregman nunca haya golpeado la pelota con demasiada fuerza. La velocidad de salida más alta de su carrera es de 107.6 mph. El año pasado estuvo ligeramente por debajo del promedio de la liga en este aspecto. Sus grandes temporadas de bambinazos se basaron en mandar esa “pelotica de goma” a los Crawford Boxes.

No voy a tratar de predecir lo que la MLB le hará a la pelota en 2022 (ni les creería si nos lo dijeran), pero no es una buena estrategia de draft confiar en que la pelota volverá a ser la que creó un entorno idóneo para el récord de home runs. Sin esta ayuda parece que Bregman podría estar luchando para batear 20 bambinazos en una temporada completa. Si quieres promedio de bateo y algo extra, además de la ayuda de la alineación de los Astros, ¿por qué no escoger a Yuli Gurriel, compañero de equipo de Bregman, unas 100 rondas más tarde?

El declive físico también es evidente en la velocidad de Bregman, que ha disminuido todos los años desde 2018. El año pasado tardó 4,68 segundos en llegar a la primera base, dos décimas más que el año anterior. Promedió 3,61 segundos en los 75 pies. Eso hará que le resulte difícil robar con éxito contra cualquiera, ya hemos visto que los jugadores que tardan más de 3,6 segundos tienen dificultades para ser relevantes en el robo de bases.

Hemos visto a muchos peloteros conservar un juicio excepcional en la zona de strike e importancia en el juego real mientras que son decepcionantes en la fantasía. Tan bueno como es el enfoque de Bregman, simplemente no parece que nos esté dando mucho de lo que queremos. Su promedio es bueno pero no élite, su poder no es notable y su velocidad es inferior a la media. Hay muchos mejores usos de la selección de séptima u octava ronda que apostar por la gloria del pasado.

Thank you for reading

This is a free article. If you enjoyed it, consider subscribing to Baseball Prospectus. Subscriptions support ongoing public baseball research and analysis in an increasingly proprietary environment.

Subscribe now





Source link

Leave a Reply

Your email address will not be published.

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.