¿Por qué Vince Velasquez* no eleva su bola rápida de cuatro costuras con mayor frecuencia?


Image credit: Mandatory Credit: Jayne Kamin-Oncea-USA TODAY Sports

Traducido por José M. Hernández Lagunes

*El pelotero elige escribir su apellido sin acento en la a.

Supongamos que hay un lanzador en el mercado que llena casi todas las casillas del lanzamiento moderno. ¿Gran extensión? Sí. ¿Mucha elevación en su bola rápida de cuatro costuras? Sí. ¿Un slider con una tasa de abanicadas de más del 30%? Sí. ¿Una curva de 12 a 6? Sí. ¿Un cambio de velocidad que puede neutralizar a los bateadores zurdos? Seguro que sí. Ahora digamos que ese mismo lanzador todavía tiene menos de 30 años el Día de la Apertura.

¿Cuánto dirías que valdría este lanzador? ¿Podría conseguir el contrato de cinco años y nueve cifras que otros han conseguido esta temporada? ¿Y si, por el contrario, este lanzador pudiera conseguirse con un modesto contrato de un año? Por supuesto, estoy hablando de Vince Velasquez.

Velasquez ha sido algo como un enigma durante su carrera. Sobre el papel, tiene el material necesario para ser un abridor por encima de la media, pero sólo tiene dos temporadas en las que ha acumulado más de 1.5 WARP. En su carrera, ha registrado marcas respetables en la tasa de abanicadas (28.9%) y ponches por cada 9 entradas (9.9). Por el contrario, sus problemas con las caminatas han diluido su tasa de ponches, y su mala suerte a la hora de controlar los cuadrangulares en elevados han contribuido a un ERA de carrera bastante mediocre de 4.95. Como es lógico, DRA cree que Velasquez es mejor de lo que sugiere su producción, ya que su marca de 4.21 en su carrera está incluso un 10% por encima de la media.

El año 2021 fue especialmente duro para Velasquez, ya que su ERA de 5.95 en Filadelfia le valió su salida de la plantilla de 40 jugadores en septiembre. Los Padres lo recogieron de allí, y aunque ponchó más y caminó menos, su ERA de alguna manera empeoró. Como Padre, Velasquez cedió seis cuadrangulares en sólo 12 y ⅔. Aun así, tal vez en contra de mi mejor juicio, creo que hay un lanzador abridor útil dentro del brazo y el cuerpo de Velasquez.

En cuanto a conseguir que rinda a su nivel de talento, no es tan sencillo. Seguramente, un cambio al bullpen puede ayudar a que su material mejore y le permita simplificar su enfoque, pero Velasquez tiene el arsenal de un abridor, y en las manos adecuadas, creo que puede prosperar como tal. También es difícil aplicar la lógica tipo “lanza menos este lanzamiento y más este otro”, porque todos sus lanzamientos tienen el potencial de ser buenos si se controlan y utilizan adecuadamente.

Para los fines de este artículo, quiero centrarme en su bola rápida de cuatro costuras. Aquí está en acción, consiguiendo una abanicada y un fallo en la parte superior de la zona. Presta atención extra al cuadro congelado en el punto de lanzamiento:

La bola rápida de cuatro costuras de Velasquez es posiblemente su mejor lanzamiento, gracias a sus 9.45 pulgadas de movimiento vertical (Pitch Info), su tasa de giro en el 75º percentil, así como su gran extensión y su bajo punto de punto de lanzamiento. A continuación se muestran las dos últimas métricas en comparación con otros abridores que lanzaron al menos 100 lanzamientos de cuatro costuras en 2021. El eje x es la extensión, el eje y es el punto de lanzamiento, ambos en pies.

Debido a todos estos rasgos, este lanzamiento debería vivir en la parte superior de la zona de strike, pero por alguna razón, no logra comandarlo allí con consistencia alguna. Según Baseball Savant, el promedio de la bola de cuatro costuras en 2021 tuvo un promedio Z en el plato (altura del lanzamiento) de 2.74 pies. Pero Velasquez tuvo un promedio Z de 2.62 pies.

Mientras que Velasquez generó una buena tasa de abanicadas y fallos en su bola rápida de cuatro costuras, los resultados fueron mucho mejores cuando elevó el lanzamiento. En los 363 lanzamientos de cuatro costuras que Velasquez lanzó por encima de la altura del plato promedio de la Liga, generó una tasa de abanicadas del 30.7% que es mejor que la de Dylan Cease (30.3%) y comparable a la de Robbie Ray (32.1%); dos lanzadores quienes son conocidos por obtener éxito atacando consistentemente la parte superior de la zona con sus bolas rápidas.

Si aumentamos la altura del plato por encima de los tres pies, la tasa de abanicadas aumenta aún más para Velasquez, y su tasa del 33.3% es ahora un poco mejor que la marca del 29.2% de Cease, y todavía en la vecindad de la marca del 37.2% de Ray. Para ver un poco del contexto, Ray y Cease lanzaron más del 35% de sus bolas rápidas con una altura al plato de tres pies o más. Por el número de lanzamientos en bruto, ocuparon el segundo y sexto lugar, respectivamente. En el caso de Velasquez, ese porcentaje fue sólo del 30.4%.

Yendo aún más lejos, siempre y cuando evite que la bola se eleve demasiado, la bola rápida de cuatro costuras de Velasquez supera tanto a Cease como a Ray en cuanto a abanicadas y fallos. En las zonas de alta sombra y alta persecución en Baseball Savant, Velasquez obtiene una envidiable tasa de abanicadas del 39.6%.

A pesar de la falta de elevación en general, es notable que Velasquez todavía fue capaz de obtener una tasa tan alta de abanicadas en los lanzamientos de cuatro costuras como lo hizo en 2021, lo que sólo va a mostrar lo mucho mejor que podría ser si se elevó más a menudo. Utilizando el mismo grupo de iniciadores del primer gráfico, vemos lo mucho que su bola rápida es un unicornio. En este gráfico, el eje X es el porcentaje de abanicadas, y el eje Y es la altura del lanzamiento en pies.

Del mismo grupo de abridores que lanzaron por lo menos 100 lanzamientos de cuatro costuras (225 en total) y que tuvieron una tasa de abanicadas más alta que la de Velasquez, todos menos cuatro de ellos tuvieron una altura promedio del plato más baja. En 2021, Velasquez lanzó el lanzamiento sólo un poco menos de la mitad de las veces. Eso puede parecer una tasa saludable, pero en realidad fue la más baja de su carrera. No estoy seguro de que tenga que lanzarlo más directamente, pero elevar el lanzamiento más a menudo parece una obviedad.

Para ser claros, elevar la bola rápida no es lo único que impide a Velasquez ser un abridor de calidad. Su sinker y su slider están muy infrautilizados contra los diestros, y lo mismo ocurre con su bola curva y su cambio contra los zurdos, pero eso puede ser un artículo para otro día. En lo que respecta a la elevación de la bola rápida de cuatro costuras, tenemos una prueba de concepto. El lanzamiento es lo suficientemente bueno como para obtener abanicadas y fallos a un ritmo superior a la media, pero si elevar el lanzamiento puede hacerlo mucho mejor, ¿por qué no intentarlo?

Thank you for reading

This is a free article. If you enjoyed it, consider subscribing to Baseball Prospectus. Subscriptions support ongoing public baseball research and analysis in an increasingly proprietary environment.

Subscribe now





Source link

Leave a Reply

Your email address will not be published.

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.