Lo que se dice de ellos: Paul DeJong y Tanner Houck


Image credit: Kim Klement – USA TODAY Sports

Traducido por Pepe Latorre

Aquellos de nosotros que somos adictos a la política, en estos tiempo en los que aún disfrutamos de elecciones libres y justas en este país, somos muy conscientes de la diferencia fundamental entre una proyección electoral “demasiado reñida como para ser concluyente” y otra que simplemente  es “demasiado temprana como para ser concluyente”.

La primera significa que hay un camino muy largo por delante. La segunda nos dice en esencia  que lo que sea que creas que va a suceder sucederá… pero después del recuento, claro.

No pude evitar pensar en esta diferencia terminológica cuando leí los comentarios de Oliver Marmol, manager de los Cardinals, sobre Paul DeJong como campocorto de St. Louis.

DeJong, un talento criado en el propio sistema de los Cardinals, fue segundo en la votación de Novato del Año en 2017, firmó un contrato a largo plazo en 2018 y disputó su primer All-Star 2019. Pero incluso aquella temporada finalizó en una mala racha que aún no ha terminado, salvo por un buen rendimiento la pasada primavera que le valió para ganarse el puesto de campocorto titular.

Al menos durante unas pocas semanas…La noche del lunes pasado, el torpedero titular por tercera vez en cuatro días fue Edmundo Sosa y no DeJong. Esto llevó a Rick Hummel del St. Louis Post-Dispatch a preguntarle a Mármol si los dos peloteros se estaban disputando el puesto.

“Creo que es demasiado pronto para hablar de una lucha por el puesto”, dijo Mármol el domingo, antes de optar una vez más por Sosa en lugar de DeJong el lunes.

Esto me suena mucho más a “demasiado temprana como para ser concluyente” que a “demasiado reñida como para ser concluyente”, especialmente si vemos la producción de DeJong en 2022. Sus números piden ayuda a gritos: .139/.262/.278 en 42 apariciones antes del juego del lunes. Viene de promediar solo .197/.284/.390 en 402 apariciones en el plato el año pasado.

La verdad es que más allá de su contrato de $6 millones resulta difícil encontrar una justificación para mantener a DeJong en el puesto de campocorto. Especialmente si tenemos en cuenta que la temporada pasada Sosa bateó .271/.346/.389 con seis jonrones y cuatro robos en 326 apariciones en el plato.  Unos números que seguro que “merecen un estudio más profundo”.

Si crees en la sabiduría popular este dato puede ser interesante: la posición promedio en el Draft (ADP) en las ligas de Draft Champions de 15 equipos fue 404º para DeJong y 420º para Sosa.

Ni siquiera la explicación de Mármol sobre los problemas de DeJong deja mucho lugar para el optimismo.

“Su zona de strike es tan buena como hemos visto que es, más allá de los sliders abajo y fuera”, dijo Mármol. “(El sábado), falló varios batazos en los que estuvo muy cerca de contactar. Pero no puedes fallar (esos batazos). Y cuando está bien no lo hace, así que hagamos que vuelva a ese momento.

“Hay que ser optimistas, no está persiguiendo fuera de la zona y fallando. Eso sería más difícil de arreglar. La realidad es que está controlando la zona de strike. Solo está fallando en conectar los lanzamientos”.

En cualquier caso, parece un problema más grave que un simple cambio de enfoque. Suena más a como si estuviera logrando conectar sus lanzamientos, pero estos no estuvieran produciendo. Sin embargo, eso no es realmente lo que está sucediendo.

Lo que está sucediendo es que los lanzadores le están lanzando menos rectas que nunca. Una tendencia constante que se remonta a sus mejores momentos de 2018, cuando veía un 64.2% de rectas. Eso se ha reducido al 43.8% ahora que la sabiduría popular dice que los lanzadores controlan a DeJong con lanzamientos lentos.

Está funcionando y las promesas de la primavera se han convertido en fracaso y frustración.

“Béisbol…” reflexionó Mármol. “Un deporte brutal.”

Está en lo cierto. Ahora corre y ficha a Sosa sea cual sea tu formato.

DeJong está haciendo todo lo que está a su alcance para ayudar a su equipo. No se puede decir lo mismo de Tanner Houck, que decidió no vacunarse del COVID-19 y por lo tanto no será titular esta semana en Toronto.

Su mánager, Alex Cora, parece haber comprendido su decisión, al menos públicamente.

“Bajo mi punto de vista tenemos que respetar sus decisiones y adaptarnos”, dijo Cora, que también se está adaptando después de un diagnóstico positivo de COVID. “Es lo que hay. Obviamente, no es lo ideal, pero es así. Es cómo va a ser en Toronto durante, probablemente, el resto de la temporada”.

No bromea. Los Red Sox se medirán con los Blue Jays en Toronto en tres ocasiones: esta serie actual de cuatro juegos, otra de tres del 27 al 29 de junio y por último del viernes 30 de septiembre al domingo 2 de octubre. Son tres veces que Boston necesitará reorganizar su rotación, y perderá la producción de posiblemente uno de los abridores más efectivos del equipo en juegos contra uno de las alineaciones más temibles de la Liga Americana.

La estrategia de Cora en esta ocasión fue retrasar a Houck hasta el viernes, cuando se enfrentan a los Orioles en lugar de a los Blue Jays. Los lanzadores abridores mejoran en la rutina y él estará fuera de la suya: una apertura el 21 de abril, desde el bullpen el 24 de abril y luego una apertura el 29 de abril. Una rutina normal hubiera significado otra apertura en Toronto el 26 de abril. Los ajustes probablemente le costarán dos o tres aperturas en el transcurso de la temporada, sin mencionar que obligarán a sus compañeros a ajustarse también.

Evitar a los Blue Jays y cambiarlos por los Orioles no será el premio que tendrán los propietarios de Houck en las dos próximas series en Toronto. Después del 29 de junio los Red Sox viajarán a Chicago para enfrentarse a los Cubs en Wrigley Field, a menudo un escenario difícil para los lanzadores, incluso durante algunas de las temporadas más flojas de los Cubs. Y evitar a los Blue Jays a finales de septiembre alinearía a Houck contra los Tampa Bay Rays, que son de todo menos un plato de buen gusto.

La posición promedio de Houck en el Draft (ADP) en las ligas de Draft Champions de 15 equipos fue 193º. Me gustó allí. A PECOTA también lo hizo, lo proyectó dentro del percentil 50 y con una efectividad de 3.61. Números idénticos, por cierto, a la efectividad proyectada por PECOTA para Jordan Montgomery y su ADP de 198º. La diferencia es que en los Yankees todos están vacunados. Son lanzadores muy parejos, así que cambia a Houck por Montgomery si puedes.

Cora tiene que respetar la decisión de Houck. Tú no.

Thank you for reading

This is a free article. If you enjoyed it, consider subscribing to Baseball Prospectus. Subscriptions support ongoing public baseball research and analysis in an increasingly proprietary environment.

Subscribe now





Source link

Leave a Reply

Your email address will not be published.

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.