La llamada: M.J. Meléndez – Baseball ProspectusBaseball Prospectus


Image credit: Bill Mitchell

Traducido por José M. Hernández Lagunes

La situación: El receptor suplente de los Royals, Cam Gallagher, se encuentra en la lista de lesionados con una distensión en los isquiotibiales, por lo que aparece el mejor prospecto en la receptoría de Kansas City, M.J. Meléndez.

Antecedentes: Meléndez fue reclutado en la segunda ronda del draft de 2017, procedente de una escuela preparatoria de Miami. Contaba con mejores informes sobre su guante actual y proyectado que el típico receptor de prepa, gran poder bruto requerido y las preguntas habituales sobre su herramienta de bateo. Entró a jugar pelota de temporada completa como un receptor a sus 19 años, y fue bastante bueno. Observamos que su guante y su brazo se mostraban fuertes, al igual que su poder, pero la herramienta de bateo se mantuvo en modo de espera. Su avanzada defensa, combinada con una proyección de poder-plus lo llevó a la mitad posterior del Top 101 en 2019, aunque siguió siendo un prospecto de muy alta volatilidad. El extremo malo del monstruo de esa volatilidad pegó en 2019, ya que Meléndez—como todos los prospectos ofensivos de los Royals en Wilmington—tuvo un mal desempeño. Puedes pasar por alto algunas líneas estadísticas de Wilmington dado lo difícil que es ese parque para los bateadores, pero .163/.260/.311 con una tasa de ponches de casi el 40% no es una de ellas. Recibimos reportes serios sobre Meléndez del sitio alterno en 2020, pero obviamente necesitábamos verificarlos con las mejoras de 2021. Bueno, redujo su tasa de ponches a menos del 25% y bateó .288/.386/.625 con 41 cuadrangulares. Sí, eso jugará. El dónde jugará Meléndez se convirtió en una pregunta más abierta a medida que comenzó a tocar la puerta de las Mayores, y vio algún tiempo de juego en tercera base en 2021 y ha vagado por el jardín derecho un par de veces esta temporada. No ha encandilado a nadie en Triple-A este año, pero mucho de eso es provocado por tres semanas de un BABIP inferior a .200.

Informe de los visores: Meléndez podría ser el prospecto que rompa la maldición de los receptores de preparatoria—suponiendo que sea algo más que un receptor de medio tiempo en Kansas City—pero sus grandes herramientas han sido la tarjeta de presentación de todos los tentadores receptores de prepa: poder y brazo. Meléndez es un bateador potencial de 30 cuadrangulares en las Mayores. Utiliza una gran patada en la pierna y un poco de longitud, pero una mayor velocidad de bateo y una gran elevación suelen poner en órbita los lanzamientos de ligas menores. Hay abanicadas y fallas, y la cantidad de elevación aquí significa un montón de elevados, pero Meléndez batea bolas con fuerza. También ha mejorado en la elección de los lanzamientos que batea, por lo que, aunque apostaría por algunos problemas de contacto en la zona, la falta de persecución y el contacto poderoso deberían mantener su promedio de bateo en el rango de .260. Eso, a su vez, significa que debería conseguir la mayor parte de su poder nato plus-plus en los juegos. Es un rendimiento ofensivo del tipo de Will Smith, pero el guante sigue siendo una incógnita. Meléndez es más ágil de lo que se espera para un receptor, con más velocidad en línea recta, pero eso no se ha traducido en habilidades de recepción por encima de la media. El brazo es fuerte detrás del plato, pero no es sólo porque Salvador Pérez es el titular a largo plazo de los Royals que Meléndez ha comenzado a jugar en otras posiciones. Por supuesto, muchos de los mejores “receptores de prepa” reclutados en los últimos años terminaron siendo muy buenos bateadores después de dejar la receptoría.

Futuro inmediato en las Grandes Ligas: Los Royals son raritos en el sentido de que no tienen problema en llamar a un prospecto de primera línea si creen que es la mejor opción para cubrir un rol disponible de Grandes Ligas. Pero en este caso, ese papel es el de receptor suplente de Salvy Pérez, quien ha jugado en todos los partidos de los Royals hasta ahora. Es cierto que juega de vez en cuando como receptor, y Meléndez podría ver algo de tiempo como bateador designado. La situación en los jardines es un poco más compleja con Kyle Isbel de vuelta, por lo que no está claro exactamente cuánto tiempo de juego tendrá Meléndez a corto plazo.Jeffrey Paternostro

Impacto en equipos de fantasía: Vaya, esta sí es una sorpresa divertida. Después de ser una supernova el año pasado y de pegar todos esos cuadrangulares, Meléndez apareció como un prospecto de dinastía e hizo que la gente salivara por un receptor que pudiera batear. Al final del año, se movió un poco por el diamante para tratar de encontrar un hogar en algún lugar que no fuera detrás del plato, donde se encuentra otro jugador muy bueno. Este año, Meléndez se ha enfriado un poco, con un ligero aumento en los ponches y una ligera disminución en las bases por bolas, ya que el porcentaje de bases es el área con la caída más notable. Aun así, está registrando un DRC+ de 104 y ha saltado un poco por el diamante para ser bateador designado y como jardinero.

Meléndez está sustituyendo al lesionado Cam Gallagher, que ha sido titular en cerca del 30% de los partidos de este año, algunos durante la batalla de Salvador Pérez con problemas de visión. Por un lado, esto no parece ser un buen augurio para la capacidad de Meléndez de contribuir a las plantillas de fantasía de manera valiosa. Sin embargo, el esguince de grado 2 de Gallagher tiene un plazo de 4 a 8 semanas antes de que esté completamente sano y luego el entrenamiento antes de su regreso. Además, Kyle Isbel ha sido puesto en pelotón con Edward Olivares en un brebaje que sólo puedo describir como “se hizo lo que se pudo”. Luego, está el fantasma de Carlos Santana que vuela desde los campos de maíz de Kansas al Estadio Kaufman para ser un bateador designado en las penumbras.

En otras palabras, Meléndez podría estar aquí por un rato y, ya que ha demostrado que tiene la capacidad de jugar en otras partes del diamante, sería una tontería negar su valor directamente en ligas de 14 equipos y más profundas.—Adam Lawler

Thank you for reading

This is a free article. If you enjoyed it, consider subscribing to Baseball Prospectus. Subscriptions support ongoing public baseball research and analysis in an increasingly proprietary environment.

Subscribe now





Source link

Leave a Reply

Your email address will not be published.

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.