Ganadores en Velocidad de Salida durante el día inaugural


Image credit: Quinn Harris-USA TODAY Sports

Traducido por Fernando Battaglini

El comienzo de cada temporada puede ser lento cuando se trata de temas sobre los cuales escribir. No hay tamaños de muestra reales a los que hacer referencia, es difícil analizar lo que es nuevo e interesante en comparación con lo que es aleatorio y el mal tiempo afecta los juegos en una parte considerable del país. Lo que a menudo recibimos son artículos sobre bateadores que lograron romper, al menos una vez, la pelota de béisbol porque, gracias a Rob Arthur, sabemos que incluso una sola bola bateada puede ser significativa. Si no está familiarizado, el umbral que Rob encontró hace unos años se refiere a cómo las pelotas bateadas a más de 108 mph pueden tener una gran influencia positiva en el OPS de un jugador y ayudarlos a superar las proyecciones, que solo se vuelven más reales cuanto más fuerte se golpea la pelota. Siempre supimos que golpear la pelota con fuerza era bueno, pero ahora sabemos lo bueno que es.

La temporada tiene solo unos días, pero ya tenemos algunos bateadores haciendo cosas interesantes en el plato. Sin embargo, no se trata de jugadores que ya superan las velocidades máximas de salida de temporadas anteriores en sus carreras. De hecho, solo un jugador que realmente haya destrozado una pelota en este comienzo de temporada, contando a cualquiera que haya golpeado una pelota a 109 mph o más, ha superado la marca de su carrera. Ese fue Shohei Ohtani el domingo (10 de abril), cuyo doblete de 119.1 mph superó el mejor récord de su carrera el cual era de 119 mph. Hasta ahora, todos los demás han estado por debajo de la mas alta velocidad de salida  en su carrera, lo cual tiene sentido porque la velocidad de salida aumenta a medida que el clima se vuelve más cálido.

Sin embargo, tenemos algunos jugadores que han agregado velocidad de salida en comparación con lo que lograron en abril pasado. En términos generales, nos remontamos a los últimos años en un ejercicio como este y vemos si hay una tendencia que detectar o si algo es solo una anomalía. No podemos hacer eso durante las últimas dos temporadas debido a la pandemia, pero si retrocedemos un poco antes de eso, podríamos tener algo. De 2018 a 2019, jugadores como Mike Tauchman, Ryan McMahon, Christian Yelich, Michael Conforto y Gleyber Torres vieron ganancias considerables en la producción general de carreras en el transcurso de la temporada completa después de golpear la pelota con más fuerza en abril. De 2017 a 2018, Daniel Vogelbach, Jurickson Profar, Tim Anderson, Javier Báez y Hunter Renfroe vieron algunos de los saltos más grandes.

No es que haya un vínculo definitivo aquí, sino que al menos tenemos algo para seguir adelante. A continuación, se muestra una tabla de 13 bateadores que ya han golpeado la pelota con más fuerza este abril que en abril pasado. Nos centraremos en algunos de ellos. Todos los datos son hasta el 10 de abril.

No podemos comenzar un gráfico como este con una fila como la de Fraley y no reconocerlo. Solo participó en cinco juegos antes de llegar a la lista de lesionados con una lesión en el tendón de la corva en 2021, coincidiendo con el informe de scouts de cuando fue la última vez que fue un prospecto entre los 10 mejores de la organización en noviembre de 2019 que señaló que tenía dificultades para mantenerse saludable. Solo puso siete bolas en juego antes de lastimarse, y su EV superior fue en el primer contacto que hizo en todo el año. Su golpe este año fue en el turno de un roletazo hacia el ajuste del cuadro interior (shift), pero fue bueno ver que la velocidad del bate “látigo” lo ayudó a atravesar la zona.

Si puede mantenerse saludable, podría coincidir con la predicción de Mark Barry de ser más útil en la liga de fantasía que en la vida real, especialmente ahora que los Rojos parecen estar contentos de dejarlo en el jardín derecho y podrá jugar sus juegos en casa en un favorable parque. Los resultados aún no están ahí para incluirlo en la lista, pero lo mantengo en mi mente a medida que ligas de fantasías continúen. PECOTA lo proyecta justo entre el retirado Kyle Seager y el designado para asignación Justin Upton por lo que hay mucho espacio para superar las expectativas.

Christian Yelich podría estar comenzando la temporada respondiendo a la multitud de preguntas que lo han estado rondando desde sus campañas desastrosamente promedio en los últimos años. No ha golpeado una pelota tan fuerte, tan temprano desde su notable 2019, cuando terminó con una línea de .329/.429/.671, 44 jonrones y 30 robos. Sería más que tonto esperar un regreso a ese nivel, pero en realidad podría obtener ganancias en su estado de selección de este año, cuando en promedio estuvo en la selección 101. Eso encajaría con lo que Gerald Schifman sugirió recientemente y podría presagiar un OPS que supera los .800, que actualmente se espera que no alcance. Si te encuentras en una liga en la que un entrenador terminó a regañadientes con el jardinero, ahora sería un buen momento para conversar.

Ser muy tacaño y tener algún tipo de pedigrí significa que Cristian Pache jugará mucho con Oakland este año. Solo su defensa es suficiente para mantenerlo en la alineación: Jarrett Seidler ha dicho que es uno de los mejores del mundo, en cualquier nivel, pero si puede comenzar a hacer un contacto más fuerte, podría ser una jugada furtiva para los bordes de su lista de jugadores, incluso si es un inconveniente. Su línea y el OPS resultante podrían ser desigual, pero creo que podría empujar 10 jonrones y 15 robos, lo que lo mantendría útil porque solo otros 19 bateadores lo hicieron el año pasado. Además, es básicamente gratis.

Adames y Gurriel Jr. parecen estar cerca de carburar en este comienzo de temporada. Estoy considerando a Adames bateando la pelota con más fuerza tan pronto en la temporada, como otra razón para marcar un boleto en su tren este año. Si está familiarizado con lo terrible que bateó en casa con los Rays y se pregunta dónde golpeó la pelota a 105.8 mph el año pasado, fue en el Kauffman Stadium. La voluntad de perseguir la bola de Gurriel Jr. ha causado que su producción oscile porque crea un contacto débil, pero si golpea la pelota con más fuerza, podría ayudar a compensar algunos de esos problemas y empujarlo por encima de un OPS de .800. No puede ser malo tener una parte auxiliar en la alineación de los Azulejos este año.

Lo que pasa con estos jugadores golpeando la pelota con más fuerza también es cómo la están golpeando. Hasta ahora, solo Adames optimizó su golpe, enviándola por encima de la cerca. Es posible que los bateadores aún estén obteniendo su tiempo en el plato, pero destrozar la bola, en términos relativos, es un buen comienzo. Eso es digno de mención tan temprano en la temporada.

Thank you for reading

This is a free article. If you enjoyed it, consider subscribing to Baseball Prospectus. Subscriptions support ongoing public baseball research and analysis in an increasingly proprietary environment.

Subscribe now





Source link

Leave a Reply

Your email address will not be published.

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.